Blog

3804
Vivir al ritmo de la información

25 de febrero de 2013

Vivir al ritmo de la información

En este mundo acelerado, a veces la falta de sueño conspira contra nuestra mente. A veces las noticias nos encuentran a nosotros y nos nutren de forma inesperada y profunda como los latidos del corazón.

Hace cuarenta años atras, el hombre pisaba la luna, con la emoción de un planeta que lo siguió en vivo por televisión y, para mí, en ese momento comenzó el hambre voraz de consumir la información.

En la casa de mis padres, todavía se conservan los cuadernos con recortes de la carrera espacial que en ese entonces recopilaba mi madre adolescente. Recorría los pocos puestos de revistas de aquella pequeña ciudad a la búsqueda de algún titular que dedicara una o dos carillas al increíble viaje y, si era un día de suerte, conseguía alguna radiofoto en las oficinas del periódico local que regalaban después de armar la edición del día.

Yo leí cada uno de esos cuadernos de punta a punta; me emocioné y viví cada letra de esas viejas noticias como si estuvieran sucediendo esa misma noche, incluso cuando ya sabía cómo terminaba cada obstáculo del viaje que mi curiosidad espacial me había obligado a indagar mucho tiempo antes con la tecnología actual.

Poco puedo imaginarme de lo que fue esa adolescencia, porque ahora vivimos en un mundo hiperconectado, pero ella no tenía mas opción que esperar al día siguiente para obtener sus preciadas noticias, que incluso ya eran viejas cuando la tinta secaba y salían de la imprenta. En esa época, en ese mundo, los medios impresos dominaban la información y la gente pacientemente esperaba para consumirla.

384.000 kilómetros nos separan de la luna, distancia que poca gente puede recorrer en su vida, casi tan abismal como la diferencia con las noticias de hoy, donde nadie espera hasta el día siguiente, sino que el mundo nos repite y amplía constantemente la cobertura, donde la gente se conecta y se convierte en reportera sin querer, publica sus videos y fotos o escribe su opinión sin esperar retribución alguna, logrando en el proceso que todos tengamos una visión diferente y genuina que pocos se atrevieron a soñar…

Ahí en este mundo donde unos pocos milisegundos separan a un buen proveedor de una conexión mediocre a Internet. Ahí en este mundo donde las noticias de ayer pasan a la historia tan rápido como las de hoy comienzan a aparecer. Ahí en este mundo frenético, tardé 30 años en darme cuenta de que mi espaciotrastorno venía incrustado en la genética, todo mientras terminaba de leer esos viejos cuadernos con noticias color amarillo gastado de aquellos antiguos periódicos…

Ahí en este mundo, descubrí que hay que aprender a parar, porque nosotros no podemos ir a la velocidad de Internet, porque hay que saber disfrutar esa pausa, aunque sea de cinco minutos, como hago a veces, y usarla para compartir con ella alguna noticia del espacio, de la ISS o del Curiosity en Marte, que gracias a la tecnología, encontré en mi pantalla en cuestion de segundos, así cómo comparto con ustedes todo esto.

 

Pueden encontrar más información sobre el Stress Digital en:

http://www.lanacion.com.ar/1406745-estres-digital-un-mal-del-siglo-xxi

http://www.onlineuniversities.com/blog/2012/06/digital-stress-your-brain/ (en inglés)


 

por: Ariel Sanchez

Sociedad

3309
Colabore con el cambio

Colabore con el cambio

El consumo colaborativo combina las prácticas de las redes sociales con los antiguos sistemas de trueque para dar como resultado una nueva manera de relacionarse con los productos y servicios que usamos. ¿Un adiós a la propiedad? ¿Un mundo nuevo está naciendo?

23 de enero de 2013

4337
Ecoladrillos: otra forma de construir

Ecoladrillos: otra forma de construir

Los ecoladrillos se hacen usando una botella de plástico PET y llenándola con residuos secos, limpios y no reciclables. Se usan para construir casas, quinchos, cercos, refugios y más. 

1 de febrero de 2013

3486
La frase de la semana

La frase de la semana

17 de abril de 2013

Comentarios


Contactanos

Correo.info@elwebstudio.com
Skype.elwebstudio
Todos los derechos reservados.
© ELWEBSTUDIO. 2013.